Error
  • JLIB_APPLICATION_ERROR_COMPONENT_NOT_LOADING
  • JLIB_APPLICATION_ERROR_COMPONENT_NOT_LOADING
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1
  • Error loading component: com_content, 1

por Sara Rafi

Algunos aspectos de lo que queremos decir con calidad del eLearning o aprendizaje electrónico pueden entenderse de una manera razonablemente objetiva (por ejemplo, si se establecen los objetivos de aprendizaje), pero la mayor parte de lo que llamamos calidad (por ejemplo, la participación de los estudiantes) puede solo entenderse a través de medidas más subjetivas.

Sin embargo, una vez que comenzamos a usar medidas subjetivas entonces los resultados comienzan a depender de quién realiza esas mediciones y, lo que es más importante, los resultados varían dependiendo de la posición que tomen los evaluadores con respecto al curso.

El proveedor de eLearning puede tener una visión (y dentro de la empresa, los programadores y los diseñadores instruccionales también pueden tener visiones diferentes), pero los estudiantes y profesores que usarán el curso, los empleadores que van a darle trabajo a quienes completen el curso, tal vez la empresa que espera que sus empleados tomen este curso, agencias gubernamentales nacionales y otras agencias sociales, todos pueden tener diferentes perspectivas acerca de lo que es importante a la hora de juzgar la calidad del curso.

Ninguna de estas perspectivas tienen un monopolio de la verdad y, por esta razón, la nueva iniciativa de calidad internacional "epprobate" se basa en un enfoque que reúne diferentes perspectivas e interesados con el fin de desarrollar sus evaluaciones de calidad. La simple popularidad no es garantía de calidad – simplemente basta con mirar los programas de televisión más populares, periódicos y videos de YouTube para convencerse que popularidad no es necesariamente lo mismo que calidad.

Por el otro lado, el enfoque tradicional para garantizar la calidad también tiene problemas. En la educación, el enfoque tradicional ha consistido en un equipo pequeño de expertos educativos quienes buscan acordar si un artículo, un curso, un programa de cursos o una organización educativa cumplen ciertos requisitos.

Estos expertos generalmente tienen conocimientos de educación y de procesos de evaluación de calidad y si es necesario, interactúan también con expertos de contenidos.

Estos sistemas para garantizar la calidad han sido criticados por ser sumamente controladores, dominados por una perspectiva en particular y ciertas restricciones. Estos enfoques para garantizar la calidad están dando paso nuevas formas de mejorar la calidad, y al mismo tiempo ha comenzado a ponerse mayor énfasis en la participación del estudiante en el proceso de calidad.

Sin embargo, las formulaciones más recientes de estos esquemas generales de calidad no están correctamente adaptadas a las demandas de un sistema educativo sujeto a un crecimiento y cambios rápidos y en particular, a aquellas demandas que derivan de la implementación del aprendizaje electrónico. Muchos esquemas de calidad para el aprendizaje electrónico han sido desarrollados pero la mayoría está de algún modo sujeto a los aspectos limitantes de los enfoques tradicionales de calidad.

La solución que epprobate propone es llevar a cabo revisiones desde una amplia gama de perspectivas, en términos de un conjunto de criterios de calidad (http://epprobate.com/index.php/en/epprobate-quality-grid), y vincular al proveedor de eLearning con una comunidad de aprendizaje que se construye a partir de este proceso de evaluación. La auto-evaluación por parte del proveedor de eLearnind es un parte vital para alentar el desarrollo de la calidad de eLearning a través de la auto-evaluación. Un panel de evaluación típico consiste en representantes del grupo objetivo del curso, un experto en calidad, un experto en pedagogía, otro proveedor de eLearning, un experto en el contenido y el proveedor de eLearning. Este panel escribe un informe acerca de la evaluación del curso de acuerdo con los criterios antes mencionados y otorga la etiqueta de epprobate cuando el curso demuestra ser de alta calidad.

En lugar de ser solo un simple proceso para otorgar una etiqueta, el centro del proceso de epprobate es la promoción de una comunidad de pares trabajando juntos para mejorar la calidad del eLearning. Alcanzaremos nuestro objetivo de apoyar el desarrollo de cursos de eLearning de alta calidad a través de la combinación de consultoría con una amplia gama de perspectivas y múltiples actores, evaluando los cursos de acuerdo con los criterios establecidos, escribiendo detallados informes de evaluación e invitando a los proveedores de eLearning a formar parte de nuestra comunidad de aprendizaje.

Fuente: www.epprobate.com